CUANDO EL RÍO SUENA… CUANDO SABER LEER ES SABER GOBERNAR

El pueblo ha dado su veredicto una vez más.

Muchas sorpresas y muchos mensajes en cada sufragio. Ahora viene el desafío de interpretarlos correctamente. De hecho, los resultados hablan precisamente de las lecturas correctas e incorrectas que se han llevado a cabo sobre resultados anteriores.

Por los pasillos susurran que algunos candidatos no “ganaron” (aunque hayan obtenido más votos) si no que, más bien “hubo muchos que perdieron”.

No es un simple juego de palabras; no caben dudas que esta elección ha sido una evaluación de gestiónes. Y los resultados están a la vista. QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA.

El sentido común dice no se deben cometer dos o más veces los mismos errores. Veremos quienes están a la altura de las circunstancias y son capaces de reflexionar y actuar de acuerdo a las circunstancias planteadas.

El día después vino con medidas que habían sido pre anunciadas como el aumento de combustible y algunos anuncios donde se destacó, por lo menos a nivel nacional, la búsqueda de consenso y acuerdo de manera previa a la implementación de cambios concretos.

Uno de los temas que ocupará buena parte de la agenda es: la reforma laboral.

Reforma que solo ha sido anunciada como meta sin brindar detalles acerca de cómo se la llevará adelante. Por lo tanto es imposible adelantar una opinión positiva o negativa al respecto, porque en realidad no sabemos de qué se está hablando de manera puntual.

Apoyaremos concretamente las medidas positivas que apunten a mejorar las condiciones laborales, el salario y el bienestar general de los trabajadores públicos provinciales. Pero estamos dispuestos a defender sus derechos con todos los recursos disponibles si se lo ataca o pretenden avanzar sobre su dignidad y los derechos adquiridos.

Por lo pronto, el ministro de trabajo Jorge Triaca se reunió con algunas organizaciones sindicales a los fines de preparar el terreno y “abrir el juego(Actitud que nuestro gobierno provincial debería imitar de manera urgente). Gesto que vale la pena destacar, aunque tengamos ciertos reparos.

El diálogo es el camino correcto para implementar reformas. Nuestro gobierno provincial debería tomar nota.

¿Qué actitud tomamos entonces frente a la incertidumbre a nivel nacional y la indiferencia a nivel provincial?

Como gremio debemos adelantarnos a los hechos y poner sobre la mesa de discusión y análisis cotidiano esta problemática tan puntual. Acompañar todo signo de avance, pero mantenerse en estado de alerta y dispuestos a responder concretamente si nuestros intereses laborales son agredidos.

Debemos instalar la discusión de un tema tan delicado.

En todos los ámbitos, no solo en el gremio. Discutir en el café, en el trabajo, en la calle; y participar. Llevar las opiniones al gremio haciéndose cargo de la necesidad de incrementar la participación y nutrir a los dirigentes con los puntos de vista de las bases.

Esto es algo que hacemos a diario en el SITRAPP, pero es imposible abarcar todo el universo de afiliados; necesitamos y pedimos que se acerquen; las puertas están siempre abiertas y nosotros vamos a predicar con el ejemplo: Aquel diálogo que le pedimos al gobierno provincial, LO PRACTICAMOS DE MANERA PERMANENTE EN NUESTRO GREMIO.

Volviendo a la reforma a nivel nacional, en principio es menester dejar en claro que, sea cual fuere la intención, el temario, los interlocutores etc. una cuestión queda absolutamente en claro:

NO SE RENUNCIA A NINGÚN DERECHO ADQUIRIDO EN BIEN DE LOS TRABAJADORES.

Hay cuestiones que no se negocian, sin lugar a discusión alguna. No estamos diciendo de antemano que ese sea el objetivo de la reforma, sino que estamos dejando en claro la regla número uno de cualquier acuerdo.

Solo resta esperar a que las negociaciones avancen y el juego se abra aún más a todas las organizaciones gremiales del país. Que el consenso emane de las bases a los fines de asegurar su legitimidad.

SITRAPP ES UN ESPACIO PERMANENTEMENTE ABIERTO AL DIÁLOGO

A nivel provincial, creemos que el gobierno debe hacer una profunda auto crítica y entender que la modalidad de verticalidad implementada, de falta de consenso, de no esclarecimiento de la real economía de la provincia, de la falta de debate y acuerdo (entre otras tantas), no son las correctas.

Deben exponer la cosa pública y buscar el consenso, sin lugar a dudas.

Es necesario llamar a los protagonistas a una mesa de diálogo con información concreta sobre los números reales de la provincia.

Presentar y aclarar el presupuesto 2018 exponiendo cuales son los porcentajes de aumento planificados, cuándo y cómo serán implementados etc.

Dialogar acerca de la necesidad de acabar con la precarización del empleo público, la gran desprotección de un amplio sector de trabajadores, la necesidad de priorizar la cuestión social del empleado público riojano, entre otros.

PARTICIPAR Y HACER VALER LA OPINIÓN DE CADA UNO, BASE DEL ÉXITO GRUPAL

Ojala el raciocinio los acompañe en el análisis; uno de los candidatos electos del oficialismo provincial llevó a cabo una lectura muy acertada, dijo: “es para analizar, la gente en capital creo que está dando un mensaje y hay que escucharlo, es lo mejor que podemos hacer y la grandeza que tenemos que tener es respetar la voluntad de la gente”.

No hacen falta más aclaraciones al respecto.

 

 

 

Escribir comentarios... ✍️