SOMBRIO PANORAMA Y NECESIDAD URGENTE DE PARTICIPACION

Inicia el jueves una nueva etapa de la política riojana que nos incluye a todos. Es el día en que,
discurso en la legislatura mediante, deberíamos escuchar nuevas propuestas y medidas que nos
aseguren que nuestros gobernantes están pensando en nosotros.
Pero no creemos que eso vaya a suceder, lamentablemente. Porque? Porque somos pocos y nos
conocemos.
Ya sabemos que no hay dialogo, que por más pedidos de audiencia que hagamos los trabajadores,
no nos van a recibir; que desde el poder se juega a consultar solo a los amigos, socios y
obsecuentes de turno. A no brindar el mínimo y necesario espacio para exponer la realidad que
ellos ignoran, porque ver, la ven con toda claridad.
Paritarias habrá, pero serán selectivas y pondrán por delante los intereses del estado, que es el
primer empleador en romper las reglas (trabajadores precarizados) y no se anima a transparentar
las cuentas públicas.
La Rioja, atada al pacto fiscal, no podrá ofrecer aumentos que superen el 15 % anual, porque esa
es la meta inflacionaria que se plantea a nivel nacional. Menos aún la cláusula gatillo que nos
asegure no perder poder adquisitivo. Estamos fatalmente atados al designio de la nación para
quien nuestra provincia es una carga que se quieren sacar de encima.
Mientras tanto, aquí dilapidamos los escasos recursos sin enterar al pueblo de las cuentas que, por
derecho popular, deberíamos conocer y supervisar. El gobierno juega a las escondidas y no aclara,
por el contrario, insiste en tapar sus tremendos errores con silencio y falta de dialogo. Mas tarde
no dudan en llamar a los trabajadores a movilizarse cuando peligran los recursos nacionales.
Cuando les duele, invitan. A la hora de discutir y blanquear los números, se olvidan de todos.
Si a ello le sumamos que están más ocupados en su eterna interna partidaria, resulta que
quedamos en manos de una clase política mezquina y oportunista.
Mientras tanto, la canasta familiar sigue aumentando y ya sobrepaso largamente los $ 16.000 del
año pasado. Se vienen los aumentos de tarifas y el impacto será más que significativo.
Por ello sostenemos que, como mínimo, deberíamos estar hablando de un sueldo básico de
bolsillo de $18.000, cosa que está muy lejos de la intención del gobierno.
Por el contrario, alineado con la nación, se pretende recortar derechos adquiridos de los
trabajadores para hacer más “tentador” el mercado de inversiones.
Como vemos, el panorama no es el mejor. Razón de más para insistir en la necesidad de
incrementar la participación y el compromiso ciudadano.
Desde el SITRAPP llamamos a la unión de los trabajadores. A sumarse a la lucha cotidiana que día a
día mantenemos en la búsqueda de salvaguardar los derechos de todos los compañeros.

Es necesario que nos comprometamos seriamente porque este va a ser un año muy duro. No
queremos ser alarmistas, pero las pruebas no avalan en esta apreciación. De manera que
insistimos en la necesidad de PARTICIPAR y hacer valer y defender nuestros derechos.
Debemos asumir una postura contundente de manera urgente.
De nuestra actitud depende nuestro futuro. A no dudarlo, y sobre todo
A PARTICIPAR.

Escribir comentarios... ✍️