El dólar no deja de subir y el BCRA reforzó las reservas con un préstamo

El Gobierno volvió a comprobar ayer que escaparle a la crisis cambiaria que se generó cuando el mercado, en cuestión de meses, pasó sin escalas ni recaudos de una sensación de abundancia a otra de falta de dólares no resulta sencillo.

Por esta razón, debió resignarse a que el dólar volviera a superar y muestre intenciones de instalarse por encima de los $23 (cerró a $23,13 el minorista en promedio), pese a que el Banco Central (BCRA) intenta desalentar la demanda operando nuevamente (tras dos años y medio de veda) contratos de futuros cambiarios, a la vez que mantiene las tasas de interés de mercado abierto de las Lebac (las letras que él mismo emite) por encima del 41% nominal anual.

El problema es que a la crisis cambiaria se agregó en los últimos días una corrida contra el riesgo argentino, que dejó a la vista la vulnerabilidad a la que estaba expuesta la economía local, al enfrentar un previsible cambio de clima financiero internacional con un déficit externo equivalente al 5% del producto bruto interno (PBI).

Escribir comentarios... ✍️