Pensaba que tenía alergia y hacía cinco años que perdía cerebro por la nariz

Kendra Jackson estaba mal diagnosticada y en realidad los mocos eran líquido cefalorraquideo que perdía por un brecha craneal.

Una mujer estadounidense pensó durante cinco años que tenía alergia y en realidad perdía líquido cefalorraquideo por una brecha craneal.

Kendra Jackson tenía fuertes dolores de cabeza permanentes, catarro y mucosidad desde 2013. Pero la mujer que vive en Nebraska estaba mal diagnosticada y lo que parecía alergia era líquido cerebroespinal que se fugaba desde el cerebro.

Hace cinco años Kendra chocó en su auto y golpeó la cabeza contra el torpedo del vehículo. En ese momento los médicos no detectaron la fisura pero la mujer empezó a sufrir de insomnio, moqueo persistente, dolor de cabeza.

“Era como una cascada permanente que corría por la parte trasera de mi garganta”, contó.

Ahora un otorrinolaringólogo diagnosticó el agujero entre el cráneo y las fosas nasales y el verdadero origen del líquido que perdía por la nariz. Jackson perdía 240 mililitros por día (casi la mitad del fluido incoloro que produce el encéfalo). Este líquido funciona como amortiguador del cerebro y la médula espinal y ayuda a regular el contenido de la cavidad craneal. La mujer podría haber tenido problemas más graves como contraer meningitis bacteriana.

Escribir comentarios... ✍️