Imputan a un policía por fotografiar a una víctima de femicidio y compartir las fotos

Jéssica González fue asesinada de varias puñaladas en el pecho en Salta. Uno de los agentes viralizó las fotos y quedó imputado por incumplimiento de los deberes del funcionario público. La mujer fue asesinada el pasado 21 de septiembre en un hotel alojamiento. El efectivo fue imputado en las últimas horas por haber difundido las imágenes de la mujer con sus contactos de Whatsapp.

Un mes después del crimen de Jéssica González, una estudiante de abogacía raptada y asesinada el 21 de septiembre pasado, un policía de Salta fue imputado por fotografiar la escena del femicidio y difundir las imágenes por Whatsapp.

Raúl Pérez ingresó al hotel alojamiento “Mimos” el 20 de septiembre junto a Jéssica González, una mujer que había conocido en una iglesia. Pasada la medianoche los empleados del lugar escucharon gritos: era la víctima, que minutos después fue encontrada sin vida. El sujeto fue detenido al lado del cuerpo de la víctima.

En las últimas horas el sargento Gustavo Federico Sajama fue imputado por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, luego de tomar fotos de la escena del crimen y compartirlas con sus contactos de Whatsapp.

El fiscal penal Maximiliano Troyano realizó la audiencia de imputación al sargento, luego de recibir los resultados de la investigación que llevó adelante el fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (Ugap), Pablo Paz, tras la viralización de las imágenes. Los testimonios del personal que participó del operativo en el albergue coincidieron en que Sajama había sido advertido de no difundir las fotos que había tomado al cuerpo de la mujer.

Escribir comentarios... ✍️