Lluvia de estrellas fugaces: Las Oriónidas brindan un espectáculo en el cielo

Ocurre entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, pero es más intenso del 20 al 22, especialmente en la noche de este domingo 21. Habrá unas 20 estrellas fugaces por hora.

El cometa Halley pasó cerca de la Tierra por última vez hace más de tres décadas y no volverá a hacerlo hasta 2061, pero aún así, todos los años, ocurre un fenómeno astronómico directamente relacionado con su acercamiento a nuestro planeta: la lluvia de estrellas oriónidas. “La cola deja una suerte de estela de residuos, restos de arena, piedritas, cosas no muy grandes que marcan el camino que hizo el cometa. Cuando la Tierra en su órbita choca con esos escombros, empiezan a desintegrarse en la atmósfera y empiezan a caer”, explica Andrés Ruiz, doctor en astronomía e investigador del Conicet en el observatorio de Córdoba.

Para disfrutar el show no hacen falta instrumentos de ningún tipo, ya que puede verse a simple vista, más que nada en las horas previas al amanecer. Eso sí, los especialistas recomiendan alejarse de las grandes ciudades, donde la contaminación lumínica atenta contra el espectáculo.

“Hay un montón de cometas que dan vueltas por el Sistema Solar y que están formados por aglomeraciones de muchos materiales pero más que nada hielo, roca y metales. Cuando los cometas pasan cerca del sol, levantan temperatura y muchas de estas partes se desprenden y eso es lo que forma la famosa cola de los cometas”, dice Ruiz.

“Las oriónidas reciben su nombre porque parecen venir de la constelación de Orión. La visibilidad del fenómeno va a depender del lugar donde estemos. Para estos casos siempre es recomendable alejarse de las grandes ciudades, tener un gran cielo despejado. Lo que nos juega en contra esta vez es que habrá una luna muy brillante el domingo, porque el martes estará llena”, señaló el astrónomo. Aún así, recomienda observarlas a la madrugada antes de que empiece a aclarar por el amanecer.

Escribir comentarios... ✍️